La atención inmejorable. Las chicas son un encanto. Las instalaciones de 10. La habitación roble con el hidromasaje y la terraza es muy cómoda. Volveremos por allí.